Valoración del riesgo de conductas antisociales en la adolescencia

La investigación sobre la evaluación del riesgo de conductas antisociales en la adolescencia está estrechamente ligada al protocolo VRAI (Valoración del Riesgo en Adolescentes Infractores) y a su implementación. El protocolo VRAI es un instrumento de valoración del riesgo diseñado para su aplicación en adolescentes que cumplen medidas de justicia juvenil. Este protocolo proporciona información sobre 24 factores de riesgo, tres factores de protección y otras tres variables relevantes a considerar. Los factores de riesgo comprenden factores históricos (p.ej., historia de violencia previa, historia de maltrato infantil, rechazo del grupo de iguales), factores psicosociales (p.ej., prácticas parentales inadecuadas, delincuencia en el grupo de iguales, falta de apoyo social) y factores individuales (p.ej., impulsividad, dureza emocional, actitudes favorables a la violencia). Los factores de protección evaluados, por su parte, se circunscriben a factores psicosociales (implicación en conductas prosociales, amigos prosociales) y factores individuales (habilidades de afrontamiento). Las otras tres variables restantes (ideación suicida, deseabilidad social, falta de expectativas de futuro) se evalúan en el marco del protocolo VRAI por considerarse de especial interés en el contexto de la valoración del riesgo de conductas delictivas en población adolescente.

Objetivo general

Determinar el nivel de riesgo de conducta antisocial de los chicos y chicas a partir de las puntuaciones obtenidas en los diferentes factores de riesgo y de protección.

Objetivos específicos

  • Evaluar los factores de riesgo que mayor relación muestran con la conducta antisocial adolescente
  • Identificar distintos perfiles de riesgo según las puntuaciones obtenidas en los diferentes factores
  • Desarrollar estrategias de prevención e intervención adaptadas a las necesidades específicas de cada individuo

Muestra de estudio

El primer estudio piloto contó con una muestra constituida por 85 menores con medidas judiciales de distinta naturaleza en la Comunidad Autónoma de Galicia. Del total de chicos/as, 47 contaban con medidas de internamiento y 38 con medidas de libertad vigilada. Este primer estudio piloto dio lugar a la elaboración del protocolo VRAIG (Valoración del Riesgo en Adolescentes Infractores Gallegos). El protocolo VRAIG sentó las bases para la elaboración de un protocolo más actualizado, sistematizado y adaptado a las Tecnologías de la Información y la Comunicación: el Protocolo VRAI (Valoración del Riesgo en Adolescentes Infractores). La muestra utilizada en esta fase de estudio procedía de dos Comunidades Autónomas de España (Galicia y Andalucía) y contó con 340 menores en cumplimiento de medidas en centros de justicia juvenil y 150 en centros de acogimiento residencial de protección a la infancia y adolescencia. Además, contó con una muestra de 656 estudiantes de educación secundaria que fue evaluada en la parte autoinformada del Protocolo VRAI. De forma complementaria, un proyectos internacional permitió la adaptación de la versión original del Protocolo VRAI para su utilización en Latinoamérica, específicamente en el Perú.

Desde el año 2014, el VRAI fue revisado y actualizado en base a diversos estudios piloto que proporcionaron información valiosa para la puesta a punto de una herramienta útil y práctica en el ámbito de la valoración y gestión del riesgo. Todo ello dio lugar a la versión VRAI 2.1, la cual se encuentra actualmente lista para ser implementada y evaluada, tanto en muestras de adolescentes de justicia juvenil, como de adolescentes en el sistema de protección y de población general.

Informantes

El protocolo VRAI incluye dos versiones diferenciadas que se cumplimentan a través de una aplicación en línea: la versión para técnicos y la versión para adolescentes.

Tanto la versión para técnicos como la versión para adolescentes del VRAI presentan, en primer lugar, un apartado para cubrir datos sociodemográficos y, a continuación, las cuestiones relativas a los factores de riesgo y de protección. En la versión de técnicos, se utilizan ítems elaborados específicamente ad hoc para su inclusión en el Protocolo. En la versión para adolescentes, todas las escalas de autoinforme que evalúan los factores son escalas validadas o previamente utilizadas en este ámbito de investigación.

Si quieres contactar con nosotros haz click en el siguiente enlace: